Estado de la cuestión : "Se equivoca el Braga, utilizando ese argumento de la Taça da Liga. Se equivoca gravemente..."

Ha vuelto a cargar el Braga contra la LPFP. En el fondo de la cuestión el lamentable calendario de competiciones configurado. Pero para cargarse de argumentos utiliza, entre otros, la supuesta inutilidad de la Taça da Liga, a la que denosta y cuestiona, al tiempo que parece desear eliminar cara al futuro.
Se equivoca el Braga, utilizando ese argumento de la Taça da Liga. Se equivoca gravemente.
Tiene razones de sobra el Braga para protestar por los calendarios de esta época. De sobra tiene razones. No necesita añadir el asunto de la Taça da Liga, competición que no debería ser eliminada como el Braga pretende.
Si se hacen las cosas bien : colocando el Campeonato de Liga en fines de semana y no cediendo fines de semana a la Taça de la Liga e incluso a la otra Taça de Portugal (que bien pueden ser jugadas en fechas entre semana preferentemente); si se empieza un fin de semana antes en agosto el campeonato de Liga y se coloca la Supertaça -que es a partido único- en un miércoles/jueves de agosto o septiembre; si se utiliza la Navidad para jugar al fútbol y no para que los futbolistas y entrenadores se rasquen la barriga... si se hacen las cosas como es debido, hay sitio para Liga, Taça de Portugal y Liga sin necesidad del esperpento de esta temporada. Calendario más o menos en apariencia apretado sería, aunque no en el exceso actual (más bien sería continuado) pero resultaría más justo y más competitivo.

No hace bien el Braga, para combatir a la LPFP, atacando a la Taça da Liga, trofeo que ya obra en sus vitrinas. No hace bien, porque si el Braga no estuviese este año jugando en Europa (como no estuvo el pasado año deportivo) bien que le gustaría tener a mano la Taça da Liga para ser caramelo posible que llevarse a la boca. Y hay una mayoría de clubes, a los que Europa les está vedado (y cada vez más, dados los coeficientes a menos que Portugal va obteniendo) y a los que la Taça da Liga viene a servir como aliciente competitivo, posibilidad de soñar con un título que algunos que no son los popularmente conocidos por "os tres porquinhos" sí han podido alcanzar.

Finalmente : si el Braga tanto denosta la Taça da Liga, debería haber jugado en Penafiel con los suplentes; debería de alinear este domingo ante el Marítimo a los suplentes otra vez... debería hacer lo posible para no clasificarse para la final-four.... (que se jugará en enero en su propia casa). 
No es así coherente el Braga, con su comportamiento sobre el terreno de juego, en contraposición con lo que pregona desde los despachos...