¡Ojo! : Federación y Liga apadrinan una maniobra que -en realidad- solamente beneficiaría a los tres de siempre...

Andan ahora, en la Federación Portuguesa de Fútbol y la Liga, a vueltas con un informe que aconsejaría reducir la Primera División a 16 clubes, para así tener -dicen- más equipos y más competitivos en Europa. Y dicen que, de momento, la mayoría de los clubes son bastante reacios, aunque algún grande, como el Sporting de Varandas, estaría ya por apuntarse al recorte...

Hay que ser ciegos, ciertamente, para no ver que los ridículos o fracasos de los clubes portugueses cuando salen a jugar en Europa, nada tienen que ver con que haya 18 clubes en Primera División en vez de los 16 actuales. Es estúpido creer que por recortar dos clubes, va a aumentar la calidad de los planteles de los otros 16... El problema va a seguir siendo el mismo. Los males del Fútbol Portugués son otros y no el que haya 18 clubes en Primera División.

El Fútbol Portugués -en primer lugar- es muy débil economicamente. Hay situaciones -y no son pocas, sino una gran mayoría- cuyas cifras escandalizarían a más de media Europa. El Fútbol portugués es reflejo del país, que también es débil económicamente; no nos llamemos a engaño. Y siendo ello así... poco hay donde rascar.
Una cosa es que Portugal sea un país en donde las llamadas categorías inferiores producen muy buenos jugadores; donde hay cada vez más y mejores entrenadores -tan apreciados luego por el Mundo adelante-; donde no deja de haber buenas ideas respecto al fútbol... pero donde hay una aplastante realidad económica que condiciona a todos los clubes : a los grandes llamados así, para jugar y competir con éxito en Europa; a los pequeños, para poder competir de verdad en la Liga con los llamados tres grandes...
De patrocinadores y publicidades que aporten cifras realmente respetables... ya mejor ni hablar. 
De políticas que hagan atractivo el ir a los estadios (la mayor parte casi vacíos en no pocos partidos) tampoco hablemos. (En un país que llueve prohiben entrar con un minúsculo paragüas al estadio y apenas tres clubes de 18 tienen un guardarropas donde dejar el paraguas...)
Si a ello se une que el reparto de los derechos de televisión (que tampoco son gran cosa) no se hace desde un fondo colectivo, sino contratando cada club como buenamente pueda con la televisora que llame a su puerta... seguimos atesorando más y más problemas graves que redundan en lo antes dicho, en la pobreza económica que en general afecta a los clubes lusitanos.

Junten luego, a la triste realidad, el hecho de que el llamado "Sistema" no parece estar por la labor de que los tradicionales tres grandes sean destronados de vez en cuando por un cuarto en disputa... y verán que por mucho informe del que ahora se alardee, todo lo que hay es treta, maniobras para embaucar a 15 clubes, para que acepten una reducción de la Liga, de 18 a 16 clubes futuros, de tal forma que los llamados tres grandes (no faltan populares que cariñosamente les llamen "os tres porquinhos") y no "el fútbol portugués" (como falsamente se invoca) sean los realmente beneficiados por el pretendido recorte, buscándose en realidad que los llamados grandes lleguen más descansados y con menos partidos encima a sus compromisos europeos (pues no pueden optar por la vía de intentar tener mejores planteles previo aumento significativo de los presupuestos; saben bien que por ahí no pueden hacer nada...).

Cuidado pues con la trampa que se prepara, con la maniobra que el mismo "Sistema" (que habitualmente ya de por si protege a los llamados tres grandes) prepara, tratando de embaucar a los que desempeñen de tontos útiles (y no faltarán clubes al respecto) en esta lamentable historia, que busca engordar artificialmente a los "tres porquinhos" a costa de engañar al resto, pero en modo alguno mejorar de verdad la calidad de todos los clubes portugueses; algo que, sin dinero, tal y como el fútbol hoy en día funciona, es casi imposible lograr.

In O Jogo)