Concierto en S. Joâo da Madeira : Grande, muy grande Paulo de Carvalho, a sus casi 72 años

Casa da Criatividade. 
Grande Auditorio. Casa cheia.
Sâo Joâo da Madeira (Portugal).
Febrero de 2019.
Paulo de Carvalho.


Paulo de Carvalho
Manuel Paulo de Carvalho Costa, conocido artísticamente como Paulo de Carvalho (Lisboa, 15 de mayo de 1947), es un excelente cantante y gran compositor portugués. Próximo a cumplir los 72 años, recorre el país ahora en una serie de conciertos, en los que evoca sus temas de ayer, de hoy y de siempre. Y lo hace con una excelente voz, con una sencilla pero muy elegante puesta en escena y con unas tablas sobre el escenario que convierten cada recital en encadenado de canciones y monólogos realmente delicioso.
La Casa da Criatividade, el magnífico auditorio que en Sâo Jôao da Madeira tienen, estaba -¡para qué vamos a engañarnos!- con notable mayoría de no tan jóvenes entre el público. En ese sentido, Paulo de Carvalho jugaba en casa. Pero si el público hubiese sido más joven, tendría que ser muy burro, muy ignorante, de oído muy dañado, para no valorar alto, como bien merece, a este Paulo de Carvalho en las melodías que interpreta.
Y no hablamos de aquellas tres o cuatro tan populares que, la insistencia de Carlos do Carmo durante años en interpretarlas, acabó por transformarlas en fados... La música de Paulo de Carvalho va mucho más lejos de "Os Putos", "Lisboa menina e moça"... o la más cercana "Niní". Está incluso por encima de aquella melodía "E depois do adeus" que resultó ser una de las claves en la Revolución de los Claveles. Hay, en tan larga discografía como presenta en décadas de buen hacer Paulo de Carvalho, tanto y tanto donde escoger que... ahora, en esta gira por los auditorios de Portugal que el gran artista protagoniza, es lógico que a sus miles de incondicionales, cualquiera de estos conciertos brillantes -como el de S. Joâo da Madeira- les sepa a poco, a tremendamente escaso. Pero una hora y veinte minutos seguidos, en pie, para un cantante que -sin embargo- se nos muestra en excelentes facultades, no deja de ser un notable esfuerzo.
Mire usted, amigo/a lector/a : aquí el asunto no pasa por examinar a un cantante más o menos en su inicios o en mitad de carrera. Aquí no pasa por esto. Paulo de Carvalho hace ya años que pasó el examen y con nota muy alta. Aquí, la pregunta es saber si a sus 72 años, este hombre está para cantar y hacernos pasar una velada inolvidable. Y es ahí donde nosotros les decimos que sí, rotundamente que si. Y no es la nostalgia la que alimenta esta crónica -y tendría todo el derecho del Mundo a alimentarla-. Sinceramente, desde la más pura isençâo (como dirían los hermanos portugueses) cabe decirlo : grande, muy grande Paulo de Carvalho, cuando a su puerta llaman los 72 años. Ojalá que podamos seguir disfrutando de conciertos suyos, como el inolvidable de S. Joâo da Madeira, muchos años más.
Fue, en todo caso, este primer sábado de febrero de 2019, una noche para archivar para siempre y en lugar destacado, en la discoteca de la memoria de cada uno de los asistentes. Vibrante, emotivo, sensible, transmisor de recuerdos... un recital del que quien menos dijo aquello de valió mucho la pena (aunque el de la calefacción de la sala tenía un día cutre); y quien más se deshacía en inmensos elogios sobre el cantante (a el no le gusta que le llamen artista).
Gran concierto : no fue para menos. Hay que decirlo.

EUGÉNIO EIROA & CACILDA MACEIRA




Copyright © EUGENIO EIROA. Designed by OddThemes