(2-0) : en la intensísima niebla del estadio do Bessa se perdió este jueves noche el Sporting Clube de Braga

O Boavista venceu o SC Braga, por 2-0, no Estádio do Bessa, em jogo a contar para a nona jornada da Liga. Rafael Costa fez o primeiro golo do encontro aos 6 minutos para os axedrezados e Mateus fechou o marcador, já com o tempo reglamentario acabado.

Aspiraba el Braga a acabar con la imbatibilidad del Boavista. Y acabó este sacudiéndole 2-0 al Braga. Fútbol es fútbol. Y en la intensísima niebla del estadio do Bessa se perdió este jueves noche el Sporting Cluba de Braga, que aspiraba a encadenar tres triunfos y, de momento, lleva una victoria y una derrota, en esta serie de 3 partidos en 7 días, en la que aspiraba a hacer 9 puntos para dar un salto importante en la tabla y recuperar el no poco terreno perdido con su mal inicio de Liga en esta temporada. Pues... a lo sumo que podrá aspirar es a hacer 6 puntos y a tener que ir siete días después de recibir este domingo al Famalicâo, nada menos que al estadio Afonso Henriques, a jugárselo todo a una carta ante su eterno rival, el Vitória.

El técnico del Braga, Sá Pinto, se columpió este jueves, con alteraciones clave en la alineación que el equipo notó en demasía. Los experimentos debía haberlos hecho en casa y con gaseosa, el otro día, en pequeñas dosis y a favor del público propio. No se le ocurrió nada mejor que hacer las alteraciones en el siempre incómodo ambiente del Bessa, ante un Boavista que no conoce lo que es perder en esta Liga. Y la lió Ricardo Sá Pinto que está comenzando a mostrar con reiteración una línea incoherente en el gobierno de su amplio plantel.
Luego vino, la actuación desangelada de algunos integrantes del equipo, esa especie de jugar en forma de racionar el esfuerzo, de meter el pié con cierto cuidado, estilo que encarna por ejemplo Fran  Sergio tan buen jugador en ocasiones como impresentable en partidos como el de esta noche donde hay que dar el callo.  Y fue así cómo... Boavista acabó por subírsele a las barbas al cuadro de Sá Pinto. 
El Braga, cuando quiso reaccionar, en la segunda parte, ya era tarde... los locales estaban embarcados en una sesión de marrullerías que el árbitro consintió en demasía; los arsenalistas, aunque con los cambios mejoraron en profundidad (Galeno es un desequilibrio permanente; Paulinho crea más problemas arriba que Rui Fonte, André Horta es indispensable en el medio campo... etc. etc.) pero no era su noche. Dominaron totalmente al rival, que no pasó de su campo en los segundos 45 minutos salvo en tres galopadas por un lateral, una de ellas ya con el tiempo cumplido y que supondría el 2-0. Dominó totalmente el Braga en la segunda parte, pero solo hizo dos remates de verdadero peligro entre los tres palos. Y con eso, no se va a parte alguna, sino a la derrota ante un rival que solo hizo luchar, resistir y aprovechar muy bien lo poco que se le ofreció como posibilidad de gol...

Al final del partido, Ricardo Sá Pinto contó su película, en la que -se observa- no hace la autocrítica que este fracaso del estadio do Bessa bien merecería. «Não tivemos a felicidade do nosso lado, fomos muito penalizados. Acho que merecíamos muito mais. Estávamos à espera de um Boavista num sistema tal como o que se apresentou, com as linhas baixas e a esperar o nosso erro. É pena sofrermos aquele golo desde o início. O Boavista faz os golos nos primeiros 15 minutos e nos últimos 15, sabíamos disso», referiu.
Y si como reconoce Sá Pinto sabían tan bien cómo se las gasta Boavista : ¿por qué no espabilaron más, por qué no tomaron las cauciones necesarias?. La derrota no parece saberle mal del todo al técnico del Braga, que sigue sin enterarse de dónde está el equipo, la distancia que empiezan a tener a estas alturas ya los predecesores en la tabla y que... el Braga está obligado a ser cuarto si no quiere correr el riesgo de quedarse fuera de Europa, lo que sería un descalabro para la entidad. Y el cuarto puesto comienza a estar difícil, ciertamente difícil -aunque no imposible- si examinamos la tabla clasificatoria que abajo reproducimos.
O técnico dos arsenalistas aplaudiu a prestação dos seus comandados. «O futebol é isto, estou orgulhoso dos meus jogadores, a equipa trabalhou, esforçou-se, faltou algum discernimento para decidir melhor».

Para el professor Neca, (técnico en funciones del Boavista por castigo de Lito Vidigal) : «Entrámos bem no jogo, fomos uma equipa segura, personalizada, marcámos um golo de bola corrida e de grande beleza técnica e qualidade coletiva. Esta equipa do Braga é boa, a dar imagem daquilo que efetivamente é. Tentámos sempre na primeira parte explorar o contra-ataque, na segunda parte tentámos ser uma equipa extremamente organizada e perceber que o nosso adversário viria procurar o resultado. Tivemos várias oportunidades de chegar ao segundo golo. Acabou por justificar o 2-0. Tal como começámos, acabámos num golo de qualidade coletiva e individual. É uma vitória essencialmente coletiva, de uma equipa coletiva, que faz do coletivo a sua grande força. Quantos mais pontos esta equipa tiver, mais estabilidade tem».